Blogia
Strange

Warning sing

Warning sing

Bueno, ahora que os he contestado a los comments (porque soy muy buena y tengo mucho tiempo libre, no os creáis x_D) voy a dejar esta "cosa". Lo llamo así porque no se muy bien lo que es....una paranoia, creo. Me aburría, y necesitaba escribir algo, lo que fuera, nada importante. Ni siquiera decente. Es algo corriente, que no tiene relevancia, y que no intenta ser nada más que un dialogo simple y llano entre dos personas. No sé como describirlo, ni siquiera sé si me gusta o no, o si mereció la pena escribirlo. No sé si me tiraréis tomatazos o no. Lo único que sé es que, en un día como hoy, es lo primero que ha salido. Y también que, de un modo u otro, me siento orgullosa de esta tontería cuando pienso en que al menos sé poner puntos y comas, y formar frases más o menos normales, aunque no sea un buen texto... es lo que hay:

- ¿Qué haces tú aquí?...Quiero decir, no es el lugar idóneo para pasar un viernes por la tarde ¿no crees?

La respuesta que recibió fue un silencio igual al que había precedido a su pregunta. No parecía reaccionar a nada desde hacía días. Claro que ¿qué podía esperar ya? En todo aquel tiempo nadie se había parado a preguntar. Definitivamente la raza humana era algo que sobraba totalmente. Ocupaba un espacio precioso que seres mejores podrían aprovechar. En este caso, no tenía que hacer….otro pensamiento flotando en el aire.

- Oye, al menos dime algo así como “déjame en paz estúpido insensible sabelotodo”
- Creo que lo cambiare por “no es mi mejor mes, estúpido sabelotodo con la sensibilidad suficiente como para percibir mi existencia”
- No esperaras que me crea eso - dijo con una sonrisa apagada.
- Es….es así de triste. Al fin decidí que no intentaré cambiar a la gente, creo que es una meta imposible.

Agachó la cabeza y la giró deteniendo su mirada en un pequeño dibujo que, seguramente, alguien habría hecho en el asfalto cuando aún estaba fresco. Le solía parecer una costumbre absurda, pero aquel dibujo le resultaba reconfortante de algún modo. Su voz la volvió a sacar de sus cavilaciones. Ahora se encontraba sentado a su lado.

- Últimamente estas muy abstraída. Este año, quiero decir. Bueno, es verdad que es la segunda vez que te veo en el verano. Pero el resto de año…
- Supongo que le ocurre a todo el mundo ¿no?
- Oh no, los ignorantes vivimos obviando lo que nos rodea. Por eso somos tan felices - sentenció con cara de poseído.
- ¡Para ya! –pidió con una media sonrisa- No tiene ninguna gracia…
- ¿El que?
- La ignorancia.
- Bueno…pero no me digas que nunca has tenido ganas de pasarte al “lado oscuro”.
- Reconozco que si. De hecho creo que demasiadas veces. No puede ser nada bueno.
- Quizás tengan algo maravilloso que desconocemos –recargó el peso de su cuerpo sobre los hombros-. A lo mejor se reúnen una vez a la semana para leer literatura fantástica y oír sus vinilos…
- Por supuesto. Pero no eligen esta zona para hacerlo.
- ¿Cómo estas tan segura? ¿Acaso eres uno de ellos? ¿Y no podías haber avisado? Podría contagiarme y….-un fuerte codazo (amistoso, por supuesto), paró en seco sus palabras.- ¡Oye! Eso duele…
- No te preocupes. No es ni el primero ni el último.
- Aún no has contestado a mi pregunta.
- Siempre dices lo mismo.
- Tu también.
- Me agotas – dijo resignada-. Pues, verás, lo se porque nunca pasan por aquí. A ninguna hora, ningún día, lo se de sobra.

Por primera vez, reparó en lo que le rodeaba. “Perfecto, ha acabado pegándomelo. Me estoy convirtiendo en uno de ellos” pensó. La zona estaba situada en una pequeña planicie en medio de una cuesta arriba. Había una raquítica carretera que la recorría, en un estado bastante admirable considerando la escasa afluencia de coches de aquel lugar. A su izquierda se podía distinguir una zona arbolada, bastante frondosa y muy cuidada. Y este sería un hecho que habría llamado su atención de no haber reparado en lo que tenía a sus espaldas. Ambos estaban sentados al borde de la acera en la que, pocos metros por detrás, se situaba el pequeño cementerio. Se acordó de esas absurdas historias en las que se describían con vallas oxidadas y unos muros de un gris plomo difícil de olvidar. “Nadie querría visitar un lugar así. Tampoco creo que entrase en los “maravillosos” planes arquitectónicos del imbécil del alcalde” reflexionó. Por último, detuvo su mirada unos segundos en un gran cúmulo de bultos situado debajo de uno de los olmos del verde que precedía al muro del lugar.

- Así que ese es el motivo por el que sabes que nunca pasan por aquí. –aún le costaba contener la risa cuando pensaba en que estaba mezclando dos cosas bien serias y convirtiéndolas en un puñadito de nada- Me….me preocupas de verdad.-Ella mostró su asombro al dejar de encontrar, de súbito, tan interesantes sus cordones.
- Gracias….es decir….no entiendo porque dices eso.
- Pues, verás, es sencillo. ¿Cuántos días llevas aquí?
- Odio que me respondan con preguntas - al ver la cara del chico, cambió de tono – Pero en fin, supongo que no se te puede decir que no. Llevo….tres semanas y dos días- Su voz sonaba confiada.
- ¿QUÉ? ¿Qué mosca te ha picado?
- No te preocupes, a veces subo a casa. Para coger cosas, un rato.
- Ah, bueno, en ese caso me dejas mucho más tranquilo. La cosa solo se reduce a que llevas tres semanas durmiendo en unas condiciones de mierda debajo de un árbol en un sitio como este. Si, un gran plan definitivamente. Muy divertido.
- No lo hago por diversión – dijo molesta.
- Supongo que las sectas cada día tienen más poder de convicción – apuntó rascándose la cabeza.
- Me ofende que pienses que soy de un rebaño.
- Por supuesto que no, los corderitos son mil veces más agradables que tú.
- Algún día me explicaras como consigues retorcer todo lo que digo.
- Entonces no tendría gracia alguna….Y si no es por diversión, ni por captación sectaria ¿qué mierdas se supone que haces aquí?
- Seguir a mis ideas.
- Dicho así si que pareces de un rebaño. – otro codazo en el sitio exacto al anterior interrumpió su nuevo discurso. “Parece que lo calculase” se dijo.- Podrías explicarte un poquito mejor al menos…
- Bueno…sólo vine unos días a observar el lugar al que nunca quiero volver. Nunca.
- A ver si lo adivino…¿ahora te interesa la inmortalidad? – se llevó la mano al costado, esperando un nuevo codazo que nunca llegó. Quizás algún otro mes. Para su sorpresa, contestó a su pregunta.
- Creo que esa sería la peor condena para el ser humano. Pero otras existen, y son posibles. Y para mí este sitio es una de ellas. Si mueres, haz algo por el mundo antes de irte. Eso es lo que creo.
- Umm…creo que te entiendo.
- Una novedad. No se, es deprimente pasar tu muerte bajo tierra, haciendo que cada año la gente que te conocía vaya a verte. Creo que vivirían toda su vida jodidos, o al menos siempre que fueran a observar esa puta lápida que tiene tu nombre…Eso, si son tan estúpidos como para hacerlo.
- Bueno, no eres la más indicada para decirlo. Al fin y al cabo, llevas un buen tiempo pasando el día frente a todas esas…tumbas.
- Es muy distinto. Nunca entro. Sólo veo el muro. Es un muro blanco, como cualquier otro, no tiene nada de interesante ni es especial. Un poco como tú y como yo.
- Muchas gracias por el cumplido, me conmueve tu sinceridad.
- Bueno, al final nada nos distingue del resto. Siempre habrá alguien mejor que tu y que yo, siempre nos sentiremos unos segundones. Y además, todo el mundo muere ¿no? Entonces todos somos iguales….Es triste que se nos trate del mismo modo solo al final de todo.
- Si, es triste, como todo en lo que piensas. Y cada día te dejas llevar más por eso. No se si recomendarte que dejes de hacerlo, o unirme a tu causa.
- Me gusta más la segunda opción pero….No es que todo en lo que pienso sea triste. Es que la mayoría de cosas de las que me rodeo, o me rodean, son tristes. Lo que me pasa es que estoy harta de dejar volar las ideas. Estoy harta de tirarme por ahí a pensar, y no recordar nada dos horas después.
- Te entiendo. Es como si nunca más fueras a recuperar esas ideas. Y si no las atas en algún lado…
- …se van. Y si en algún momento vuelven, y no estas preparado…
- …volverán a irse. No suelo pararme a pensar en esas cosas.
- Quizás no te acuerdas, porque no las ataste – añadió acercándose a él con una amplia sonrisa. Alguien que lo entendía.
- Es posible. Creo que me quedaré un rato más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

viri -

increible, alguien tiene algo interesante que postear por estos lares... había desistido ya, creía que la blogosfera era mía y que nadie me arrebataría el puesto e anfitriona suprema. pero tu tienes algo interesante que aportar... GUAYYYYYYTI!! ya no me aburriré tanto cuando encienda el ordenador. t importa q t enlace?

Banumiel -

Esa foto, la del angel de piedra la tenia yo tambien. Colecciono fotos de estatuas y cosas asi... ñ_ñ
El relato esta bien.
Es un Fanpic de algo?

Dark Angel -

El comentario de Jubs me ha dejado un poco O______o
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ararat -

Muy bueno el comentario.
Un saludo.

mARC -

Me uno a la causa de esa chica. Como siempre un dialogo brillante, aunque no me gusta lo de "no es mi mejor mes". Puedo llegar a imaginarme tanto de la relación de estas dos inexistentes personas, puedo llegar a imaginarme como algo les quita algo de dentro, sin saber quien ni que les quita. Melancolico, así me hace sentir, auque, como mi mayoría de sentimientos, no se decir que me lo causa ni pq.
Besos

Quiara -

Lo he leido atentamente enterito y digas lo q digas de tomatazos nada..aunq yo hubiera dicho"Es inutil intentar cambiarme a mi misma.."jajajaa

besicos punkita malosa joder como presta entrar aqui y ver q te has decidido a escribir cosas q para ti son tonterias pero q me gusta leer,pq tu lo valesssssss!

Jubs -

Bwuajuajua! Lo has intentado, pequeño saltamontes, pero a mí no me la das! Esto no es original, es una escena eliminada del DVD de FMA que cuenta una conversación entre Roy y Ed!!! I´m so clever! ¿Que no? Que si no pretendo cambiar a la gente, que si dibujitos en el suelo, que si pasarte al lado oscuro, que si el cementerio, que si no soy del rebaño y sigo mis ideas... Está clarísimo, vamos. Aunque hayas puesto a Ed de chica (en fin, con tanta trencita parece Rosita Coto)se te ve el plumero!!! XDD. Por qué no escribes algo de fanfiction, mini-yo de mis cannes?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres